Buscar
  • La Portentosa Te Vuelve Interesante

HABITANTES DEL BARRIO BETTY CAMACHO SE UNEN A LA CAMPAÑA ‘NO MÁS VIOLENCIA, SEMBREMOS VIDA’

Con carteles, botones de la Línea Violeta, volantes del Violentómetro y megáfono en mano, más de 50 Policías acompañaron el recorrido por el barrio Betty Camacho, en el marco de los 16 días de activismo femenino.


Allí, en la comuna Cuatro de la ciudad, la Secretaría de la Mujer de Villavicencio, junto a la Policía Metropolitana, llevaron la campaña de sensibilización ‘No más violencia, sembremos vida’.


“Estamos comprometidos como Institución a buscar esa eliminación de las violencias contra las mujeres, con todas las estrategias que tiene la Policía Nacional”, enfatizó el mayor Camilo Andrés Gómez Páez, de la Metropolitana.



La sensibilización busca que las personas del sector se sumen a la erradicación de las violencias que vulneran los derechos de las mujeres, y actúen de manera inmediata, llamando a la Línea Violeta 3167426938 en caso de presenciar algún acto de violencias basadas en género.


“Sembraron un árbol al lado del CAI, haciendo el llamado a cuidar de la vida de las mujeres sin ser violentadas”, dijo Luisa Rodríguez, profesional de la Secretaría de la Mujer de Villavicencio, quién también resaltó que fue un acto simbólico por todas las mujeres que han perdido la vida de manera violenta.


Para Sandra Patricia Carrillo, residente del Betty Camacho, fue muy oportuna la jornada adelantada por la administración ‘Villavicencio Cambia Contigo’, “es muy importante que en este caso siempre se hagan estas jornadas, que se le hable a la gente y se concienticen que es mejor el diálogo para evitar que las mujeres sigan siendo violentadas”, puntualizó Sandra.


La Secretaría de la Mujer de Villavicencio continuará realizando acciones conjuntas con diferentes sectores e instituciones de la ciudad para erradicar las violencias contra las mujeres.

© 2019 by  La Portentosa - Te Vuelve Interesante. Proudly created with ©Comunicaciones Digitales de Colombia

  • YouTube - círculo blanco