INPEC, tiene la obligación de justificar traslado de internos

Por: Henry Chingaté Hernández

Abogado Especializado.

A partir de ahora el INPEC, tiene la obligación de justificar traslado de internos a otras cárceles del país, con el fin se evite la vulneración del derecho fundamental a la unidad familia. Así lo ha señalado la honorable Corte Constitucional.

La señora Maribel Uribe, quien actúo en nombre propio y en representación de su núcleo familiar, interpuso acción de tutela contra la Dirección Nacional del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y el Establecimiento Penitenciario de Mediana Seguridad y Carcelario de Apartadó, por la presunta violación de sus derechos fundamentales a la unidad familiar, al debido proceso, a la salud mental y al mínimo vital. Lo anterior, por cuanto su pareja, el señor Jairo Wilson Henao Giraldo, fue trasladado del centro de reclusión de Apartadó (Antioquia) al de Cómbita (Boyacá), lo que habría interrumpido la relación de afecto y de apoyo mutuo que mantenía con su familia.

El traslado había sido ordenado por la Dirección Nacional del INPEC, mediante la Resolución 903079 del 01 de octubre de 2019, por razones de hacinamiento.

Los traslados de internos a ligares distantes de su familia o familiares no solo afecta al interno, también a su entorno familiar, por ejemplo, el alejamiento de lapareja afectiva impacta gravemente la estabilidad material del hogar y del privado de la libertad, así mismo un traslado a un interno afecta

el bienestar emocional de las hijas, dificultando su concentración y generando un sentimiento de tristezay más se agrava cuando existen hijos menores, o enfermas debido a las afectaciones preexistentes en salud,

Si un interno esta en un lugar fijo, su nivel económicose mejora y sirve de ayuda para su familia y ayuda en la estabilidad material del hogar ya que estando en uncentro de reclusión estable, el interno se capacita en la elaboración de productos manuales, los cuales puede vender para lograr un ingreso monetario mínimo a su familia, trabajando desde el centro penitenciario, ya que muchas parejas de personas privadas de la libertad con hijos, no es fácil conseguir un empleo.

La Honorable Corte Constitucional consideró que la tutela iniciada por la señora Maribel Uribe satisface los requisitos de procedencia fijados por el ordenamiento y la jurisprudencia (legitimación por activa y pasiva, inmediatez y subsidiariedad). Ciertamente, la acción de amparo constituye el mecanismo eficaz para proteger, de forma urgente, los derechos fundamentales a la unidad familiar, el debido proceso, la salud mental y el mínimo vital, cuando se considera que han sido vulnerados por el traslado de un recluso.

La Corte resolvió, INSTAR al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC para que, en adelante, cuando los niveles de hacinamiento u otra causa legal hagan imperativo una nueva serie de traslados, la entidad valore aspectos sociojurídicos y de seguridad relevantes de las personas privadas de la libertad, incluyendo la situación particular y familiar de los afectados a la luz de los criterios desarrollados por esta providencia, evitando, en la medida de lo posible, restricciones innecesarias o desproporcionadas sobre los derechos fundamentales de los reclusos y sus familias. Sentencia de Tutela. T-137/21.


https://www.corteconstitucional.gov.co/Relatoria/2021/T-137-21.htm?fbclid=IwAR2pHrpy7b1Wq4caVf7tWJolnCCaQ59Xj1oqmBYWqnBzZtHSvWbPo2XvzyA